"A morir", de Broemmel & Castagna

Ficha técnica
- Título: A morir
- Autor/a:
Christian Broemmel y C. Castagna
- N° de páginas:
146
- Editorial:
Factótum Ediciones
- Año:
2016


Broemmel y Castagna trabajan en un locutorio. Ni bien empieza la novela, el eje de la trama se centrará en un misterioso cliente. La obsesión por él va aumentando con el tiempo; el correr de una investigación que avanza a los tumbos, se irán desarrollando los eventos más importantes de la novela.
Si debo resumir mi experiencia con A morir, podría analizarla en dos períodos claros. Uno se sitúa dentro de las primeras páginas junto con las últimas, el final; y el otro, durante todo lo que acontece en el medio. Sin lugar a dudas, el inicio y el desenlace constituyen lo mejor de esta historia. No podría decir que lo demás es malo, porque lo cierto es que sigue siendo muy entretenido, pero sí considero que el ritmo del argumento baja un poco. El principio del libro me llamó la atención más que nada por esa atmósfera misteriosa, donde aparecen muchas cosas fuera de lo común que, de alguna manera, confunden al lector. Pero lo interesante es que estos aspectos de la novela no hacen que el lector se desenfoque de la historia o quiera dejarla, sino que alientan a que uno siga leyendo, tratando de ver si puede entender, aunque sea algo, de lo que va pasando. La ventaja que tiene el final en relación a esta parte es que uno llega a las últimas páginas teniendo una idea más o menos clara sobre lo que está pasando.
Por el contrario,  la parte que va entre el inicio y el final  la encontré un tanto monótona. Además, tampoco me interesaba tanto; es decir, la leía más que nada porque era entretenida y porque me intrigaba saber a qué apuntaban los autores con tantas cosas raras que estaban sucediendo. No hay otra palabra para describirlo, porque si bien hay algunos aspectos cercanos a la rutina, hay muchísimos otros más que inusuales que están presentes todo el tiempo. Más allá de que en esta parte mi atención decayó por sobre el principio de la novela, también es un mérito que los autores hayan conseguido que uno quiera seguir con la lectura; logran que la intriga se mantenga, que la parte misteriosa del relato no se diluya y siga generando interés.

Un factor que me gustó de A morir es que los autores hayan “dividido” el trabajo de escritura, intercalando cada uno un capítulo. Un capítulo corresponde a Castagna, otro a Broemmel, uno a Castagna, otro a Broemmel, y así sucesivamente. Si bien cada uno cuenta su parte de la historia, también pareciera como si se respondieran entre ellos, o hicieran referencia al compañero en distintos temas. Sus personajes se llaman como ellos; personalmente, me gustó más la voz de Castagna. Los protagonistas tienen  bastante potencial, pero considero que quizás les faltó un poco más de desarrollo considerando las buenas características a explotar que tenían. En ese sentido, ahí quizás está la mayor falencia de A morir, en no haber podido profundizar más en sus protagonistas.
Con respecto a la trama, por momentos me resultó un poco inverosímil, pero por otra parte, y en mayor parte del argumento, me conectaba mucho con lo que leía. Además, la prosa de los autores es muy amena, muy actual y coloquial en el lenguaje y, por ende, me resultaba fácil seguir con la lectura. El argumento roza constantemente lo fantástico. Tiene varios factores que en un principio uno no conectaría, pero con el correr de la novela las piezas van encajando. Realmente me sorprendí de que la trama haya ido por determinados caminos, pero todo se pone en su lugar por sobre el final. De hecho, el desenlace es lo mejor de la novela; es un cúmulo de situaciones cargadas de acción, y hasta de cierto contenido melancólico.  

A morir es una novela muy entretenida, que incluye varios factores fantásticos, y bastante misteriosos, que con el correr de la historia se van esclareciendo y poniéndose en su lugar. Si bien falla un poco en la construcción de los personajes, consigue que lector siga leyendo, más que nada por el interés que genera la trama, debido a las cosas inusuales que van pasando. A esto se le agrega que el estilo de los autores le imprime velocidad al argumento, que en ningún momento se torna aburrido o digno de dejar de leer. Es una novela entretenida, con determinados aspectos que hacen de A morir una historia bastante original.
Puntuación final

6/10

Comentarios