Mejores lecturas del 2016

Este año leí la suma total de 75 libros y puedo decir que la gran mayoría me gustaron, otros no tanto, pero dentro del promedio debo decir que fue un muy buen año de lecturas. Pero de todas formas, todos los libros que uno lee no pueden estar al mismo nivel, y por eso a estas alturas del año empieza a aparecer las listas con los mejores libros; sin embargo, me sería imposible elegir diez libros, por ejemplo, porque fueron tantos los que leí y tantos los que me gustaron que ese top se queda corto. Por lo tanto, simplemente elegí los mejores libros del año, sin pensar en llenar un top o dejar algunos afuera porque superaban el límite. Aclaro que la lista que hago a continuación no es por preferencia, sino por orden de lectura, de enero a diciembre.

--------------------Mejores lecturas del 2016--------------------

1. Domingos de agosto, de Patrick Modiano
Esta fue mi primera experiencia con el premio Nobel de Literatura 2014, y me encantó tanto su forma de escribir como de describir los ambientes en los que se mueven sus personajes. Una prosa misteriosa, cuidada, estilizada. Exquisita.

2. Madame Bovary, de Gustave Flaubert
Uno de los primeros clásicos que leí. Si bien me costó leerlo, más que nada porque el estilo de Flaubert es bastante descriptivo, me pareció genial la construcción de la protagonista Emma, y lo que en este libro se narra funciona como una radiografía exacta de la vida en el siglo XIX.

3. Plop, de Rafael Pinedo
Una gratísima sorpresa, de un autor argentino casi desconocido. Narrado a partir de capítulos cortos y frases secas  y cortantes, Plop puede leerse como una metáfora exagerada (o quizás no tanto) de lo que significa la ascensión en el poder. Más allá de eso me gustó mucho la ambientación que creó el autor y cómo logró describirla.


 


4. Diego Muzzio
No tengo dudas en afirmar que Diego Muzzio fue uno de los grandes descubrimientos del año. En este punto de la lista me permito hacer un poco de trampa y solamente incluir el nombre del autor, porque todas las obras que leí de él en este año fueron excelentes, desde las nouvelles de Las esferas invisibles hasta la poesía de El sistema defensivo de los muertos y los cuentos de Mockba. La obra de Muzzio se centra en la muerte como concepto y como acto concreto, y me fascinó su forma de narrarla y de describirla, además de mostrar qué valor tiene en las personas y cómo nos relacionamos con ella.  


  


5. Stoner, de John Williams
Quizás el fenómeno editorial más rutilante de los últimos tiempos, o por lo menos de este año que pasó. Un libro que aparenta sencillez, pero que cuenta con una profundidad pocas veces vista en la literatura. Un personaje principal entrañable tanto por su personalidad como por su vínculo con los libros. La prosa de Williams también se destaca y es ideal para narrar los hechos que se desarrollan en la novela.

6. La mente alien, de Philip K. Dick
Cuentos extraordinarios de un escritor genial. Uno de los grandes autores del siglo XX, no solo por su capacidad para darle veracidad a situaciones que podrían parecer imposibles sino también para entender a la perfección la naturaleza humana. Siempre digo que las buenas obras de ciencia ficción deben tener una crítica hacia algún aspecto de nuestra sociedad o como mínimo retratarlo, y en estos relatos la moral, la ética, la relación con la tecnología y los infaltables extraterrestres tienen un rol preponderante. Como para adentrarse no solo en el mundo de Dick sino también en la gran escritura de ciencia ficción.

7. 22/11/63, de Stephen King
Autos gigantes, mucho humo de cigarrillo, políticos carismáticos, viajes en el tiempo, asesinatos, investigaciones, amor y mucho baile se entremezclan en esta aventura extraordinaria. Destaco también la gran construcción de los personajes y la manera en la que se describe la forma de vida en la década de los 60 en EEUU.  Una novela que se aleja del género predilecto de King, pero que no por eso deja de ser excelente.
 

8. La maestra rural, de Luciano Lamberti
Una novela que mezcla aspectos realistas y fantásticos, en la medida justa. Engancha como pocas y deja con ganas de seguir leyendo a este autor. Muchos personajes pero de ninguna forma planos o superficiales. Una gran historia que cierra de gran manera en un final impactante.

9. La carretera, de Cormac McCarthy
Una novela de ciencia ficción distópica que me encantó, más allá de la desgarradora trama, por cómo el autor logra transmitir toda esa desolación de la cual los personajes no pueden escapar. Padre e hijo se embarcan en lo que podríamos llamar una cruzada para sobrevivir en un mundo devastado. La novela me generó un montón de sensaciones (cosa que no me sucede habitualmente) como tristeza, impotencia, inquietud, perturbación, nerviosismo, miedo. Una novela de ciencia ficción que no destaca principalmente por su trama, sino por la habilidad del autor para hacernos sentir exactamente lo que sienten los protagonistas.

 

10. Un futuro radiante, de Pablo Plotkin
Otra novela de ciencia ficción distópica, pero esta vez ubicada en Buenos Aires. Da ganas de leerla en todo momento, con una trama bien construida y unos buenos personajes. Me gustó mucho la inclusión de determinados factores como las drogas hechas a partir de las explosiones de la ciudad y cómo el autor va intercalando hechos que corresponden a antes del desastre químico y durante el mismo. De esta manera se ahonda más en la historia de los personajes y se consigue que estos sean más profundos.

11. El caballo y el gaucho, de Pablo Katchadjian
No me gusta considerar este libro como uno de relatos, sino que prefiero utilizar una palabra más general: textos. ¿Por qué? Porque en El caballo y el gaucho hay de todo un poco: ensayos,  poesía, un poco de historia, pensamientos, fábulas, mitos, leyendas, y también cuentos propiamente dichos. El autor recurre a algunos temas relativamente cotidianos y les da una vuelta de tuerca absolutamente envidiable.



12. Malicia, de Leandro Ávalos Blacha
Una novela distinta por donde se la mire. Lo que uno puede llegar a pensar en un principio, puede cambiar a la página siguiente. Temas centrales cercanos a nuestra cultura que se mezclan con cosas light al principio pero que luego se va oscureciendo hasta convertirse en un delirio, pero uno bien hecho del esoterismo, los fantasmas y las sectas. .

13. Pinamar, de Hernán Vanoli
Una novela excelente que se construye a partir de dos voces, muy distintas entre sí. Lo que destaco de este texto es más que nada la construcción de uno de los protagonistas (Lucio); a partir de su diario, que también actúa como correspondencia como su hermano Stany, podemos ver cómo piensa y cómo actuará en base a sus valores. Novela muy actual por los temas elegidos, que se repiten tanto en lo político como en lo social.

14. Señora Planta, de Cecilia Ferreiroa
Unos cuentos excelentes no solo por la forma en la que están narrados, sino porque logran que temas quizás banales o cotidianos tengan algo por lo que ser contados. Diez relatos interesantísimos, sin desperdicio, que nos muestran que a veces la cotidianeidad puede enrarecerse y generar preguntas para las cuales no tenemos respuestas.

Comentarios