"La mente alien", de Philip K. Dick

Ficha técnica
- Título: La mente alien
- Autor/a: Philip K. Dick
- N° de páginas: 292
- Editorial: Colihue
- Año: 2001 (1981)
Philip K. Dick es, sin lugar a dudas, uno de los grandes genios de la ciencia ficción. Avalado por los lectores y la crítica en general, ha escrito tanto novelas como cuentos que se pueden leer en cualquier época, porque hablan de cuestiones que son inherentes al ser humano y a lo que nos hace personas.

Las (buenas) obras de ciencia ficción, en su mayoría, intentan siempre dejar una reflexión sobre la sociedad o bien una crítica. Y en esto, los relatos de Dick cumplen con creces. Cada uno de ellos, con sus inevitables diferencias, tratan temas que, a pesar de haber sido escritos hace 40 o 50 años, todavía están, hoy, en el centro del debate: la realidad virtual, el aborto, las máquinas y su relación con las personas y, en resumen, cómo nos afecta el avance tecnológico en nuestro día a día. He notado, no casualmente, que los cuentos que más me gustaron fueron justamente estos, los que tratan temas sociales y sobre nuestra propia humanidad. Relatos como "La fe de nuestros padres", "Las prepersonas" y "La hormiga eléctrica" dejan lugar a la reflexión. Logran que nos pongamos a pensar sobre distintas cuestiones que quizás en otro contexto no tendríamos en cuenta. Y eso es, a nivel literario, muy difícil de conseguir y, por ende, de un enorme mérito.


Más allá de que los temas que toca Dick en sus relatos son muy interesantes, tiene una forma excepcional de presentarlos y desarrollarlos. Su prosa es accesible, aunque al mismo tiempo se nota trabajada y de un nivel intelectual superior. Tiene una forma de narrar que hace que querramos seguir leyendo, atraídos por esos impactantes y absorbentes que describe. Lo que más interesante me pareció es que en cada cuento, él plantea un contexto distinto, les da todas las piezas a los lectores y deja que nosotros mismos armemos el rompecabezas. Sus mundos no abundan en descripciones físicas, por así decirlo. Por el contrario, le da mucha más importancia a la psicología de los personajes y a cómo ellos se sienten en esos mismos contextos. Entonces, si Dick plantea un cuento en el que el aborto está permitido hasta los 12 años de edad, no empieza el cuento explicando "El aborto estaba permitido y los padres podían dejar que se lleven a sus hijos hasta los 12 años...", sino que deja entrever el tema en un diálogo entre dos personajes, o contando las percepciones de un niño que, aunque por ley está protegido contra esta medida, aun así siente miedo. Esta forma de contar y entretejer la trama me parece que le da mucho más valor a los cuentos. Sería algo así como situar a los lectores en una situación determinada y que nosotros veamos, interpretemos, analicemos y saquemos nuestras conclusiones. Desde ese punto de vista, Dick me parece un escritor genial.

Como sucede en la mayoría de los libros de cuentos, algunos son mejores que otros. Sin embargo, aunque en este compilado también sucede, todos los relatos tienen algo que los hace sobresalir, que los hace diferenciarse de los otros. Si en uno el tema principal es la distorsión que generan los medios de comunicación, en otro el eje central es un juego de
pinball diseñado para asesinar. Algunos tópicos pueden parecer raros en un principio, pero con solo leer unas pocas páginas, uno se da cuenta de que en el mundo de Dick, todo es posible. Y de una forma creíble y excelentemente construida.

La ciencia ficción siempre me llamó la atención por los temas que se proponen y cómo están desarrollados. Y leer a autores como este es, indudablemente, un aliciente para seguir leyendo más obras de este gran género. 11 cuentos extraordinarios en su esencia, sin desperdicio. Como para insertarse en este género y no abandonarlo nunca.
Puntuación final
10/10

Comentarios