"84, Charing Cross Road", de Helene Hanff

Ficha técnica
- Título: 84, Charing Cross Road
- Autor/a:
Helene Hanff
- N° de páginas:
126
- Editorial:
Anagrama
- Año:
2002 (1970)
84, Charing Cross Road no es una novela convencional. Es, básicamente, la recopilación de una correspondencia entre Helene Hanff, una escritora estadounidense desconocida amante de los libros descatalogados, y la librería londinense Marks & Co. Si se habla de correspondencia podría uno pensar que es algo aburrido, pero esta no podría estar más alejada de eso; es una historia llena de encanto, con pasajes muy divertidos y otros un tanto emotivos, que se deja leer muy rápido y uno, cuando termina de leerla, querría que hubiese seguido, y no puede dejar de soltar el libro con un dejo de tristeza.

Lo que más me gustó de la novela es cómo se manifiesta la transformación de la relación entre Helene y Frank (de la librería). Si en un principio las cartas muestran apenas un pedido de libros agotados de parte de ella, un simple encargo formal, luego la correspondencia irá mutando para convertirse, finalmente, en una fuerte amistad entre los dos; tan fuerte que la distancia y el tiempo poco podrán hacer por ella.

Hay algo bastante curioso en 84, Charing Cross Road. La correspondencia, obviamente, no estaba pensada para ser publicada. Pero luego, después de que suceda cierta cosa, esta saldrá a la luz. Y es interesante cómo las cartas que van y vienen tienen un claro dejo novelístico, sin ser, al principio, pensadas como novela. Y no por nada esta historia ha sido llevada al cine y al teatro. Definitivamente, 84, Charing Cross Road tiene algo que hace que uno no se aburra leyéndola y quiera que la correspondencia no termine nunca.

Esta historia es una pequeña joya para los amantes de los libros y las librerías, y nos muestra que una amistad puede forjarse sin importar tiempo o espacio, solo por el solo hecho de compartir una misma pasión.

Puntuación final

9/10

Comentarios

  1. Qué buena reseña Gala! Yo creo que además de lo que mencionás, la novela apela al deseo de cada uno (cada lector) de entablar una relación estrecha con otra persona a la que le interesen los libros de la misma manera. Sentirse comprendido, compartir el entusiasmo, el anhelo, contar esos días hasta que el paquete llega, y fantasear con que haya algo “extra”. Al menos yo lo viví (leí) así. Una novela preciosa. Un Gusto leerle. Besos. Paola

    ResponderEliminar
  2. Hola Pao,
    Primero gracias por pasarte por la reseña, leerla y tomarte el tiempo de comentarla. Y con respecto a lo que decís, es tal cual. Con la historia, más allá de que está compuesta por cartas reales y corresponde a las vivencias personales de determinadas personas, uno puede identificarse, puede sentirse comprendido en lo que nos apasiona, que es la literatura. El hecho de que la historia haya sido protagonizada por personas de carne y hueso no significa que sea algo exclusivo de ellas, sino que cada uno que lea esta correspondencia, y experimente esa misma pasión por los libros, puede verse completamente representado. Un beso y de nuevo gracias por el comentario!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario